Limpieza del terreno

Tras el concepto de limpieza del terreno se encuentran multitud de aplicaciones y conceptos. En muchos casos se menciona la limpieza del terreno en relación con la limpieza de la vegetación secundaria y de terrenos para edificación. Esto puede consistir en la limpieza o el desmonte de los terrenos para la construcción de plantas de energía eólica, parques, carreteras o campos de golf.
De igual importancia son también las aplicaciones tales como la eliminación de árboles abatidos por el viento o zonas quemadas y la preparación de las explotaciones a cielo abierto o superficies de compensación. También se puede considerar la limpieza de superficies en la silvicultura de plantaciones, para viveros o jardines y parques. En una limpieza de zonas no se limpia de forma selectiva, sino que se procesan áreas enteras o parcelas de todo tipo con la trituradora. En muchas áreas del mundo se utilizan otros métodos con el mismo fin, tales como la tala y quema, el encadenamiento o simplemente la demolición. La vegetación se arranca de raíz mediante excavadoras o cadenas y finalmente se quema o entierra. Comparado con estos métodos, el acolchado es el método con el menor impacto sobre el ecosistema. Ya sea con trituradoras o rotavatores, la biomasa triturada se deposita sobre el suelo y, por tanto, fomenta también la fertilidad del suelo.

Impresión